Páginas

jueves, 8 de septiembre de 2011

BRUJAS BUENAS BRUJAS MALAS

Muchas veces me preguntan cómo ser una bruja buena. La verdad es que la bruja nace, no se hace, todos llevamos dentro la magia, el asunto está en saber sacarla de adentro y reconocerla, después viene el estudio, la práctica y las experiencias.
Con respecto a como ser una bruja buena, pues decir que el bien y el mal son unos conceptos que pueden varias según la sociedad en la que vivimos, la cultura donde hemos nacido y los conceptos que nos han inculcado durante nuestra vida, pero algo común en todos nosotros es que sabemos reconocer lo que está bien o esta mal. Cualquier ser humano de cualquier punto del mundo sabe cuando está haciendo algo bueno o está haciendo algo para perjudicar a los demás y a si mismo.
Los preceptos de la magia WICCA dice que "haz lo que desees pero no dañes a nadie ni tuerzas la voluntad de otros" y con esto se entiende todos los seres vivos del planeta.
El respeto es la máxima entre las brujas cuyas intenciones son la de mejorar espiritualmente y ayudar a su comunidad. Hay otras brujas y brujos, o llámalos como quieras, que hacen conjuros para dañar, atraer hacia ellos las energías que les hace falta para alimentarse espiritualmente a través de la manipulación de personas que se sienten más débiles. Ellos saben perfectamente que es lo que hacen y cuales serán las consecuencias de sus actos.
Por otra parte, cuando pedimos, ya sea a través de conjuros, hechizos, etc., el Universo, las Energías de la Vida, las Diosas...sólo nos conceden lo que debe ser, es decir, obtenemos lo que es mejor para nuestra evolución como personas en este plano, nunca nos darán aquello que no esté destinado para nosotros y por lo tanto, no debemos obsesionarnos con los deseos, eso es atarse a algo que a la larga o a la corta nos dañará.
Si quieres ser una bruja buena o mala, dependerá de tus actos y decisiones, es bien fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada